Enviado por admin el Mié, 20/02/2019 - 09:42
plaza de la virgen
El centro histórico de Valencia

El casco antiguo de Valencia es la herencia de las diversas culturas que han fundado y definido durante siglos esta ciudad. La mayoría de las calles de la Ciutat Vella conservan su trazado original y la historia de la ciudad se aprecia en cada esquina.  En el centro histórico, se encuentran lugares de interés cultural y político, lo que confiere a la Ciutat Vella .

Los monumentos históricos más destacables durante su visita a la Ciutat Vella son los siguientes:

En los límites de la ciudad vieja se encuentran las Torres de Serrano y las Torres de Quart, que pertenecían a la antigua muralla cristiana de la ciudad. En los lienzos de las torres aún se pueden apreciar los orificios de los cañonazos producto de las guerras Napoleónicas.  Ambas torres son accesibles al público, y desde lo alto de ellas se visualizan perfectamente los limites de la Ciutat Vella con las posteriores zonas de expansión de la ciudad,

La Catedral de Valencia está situada entre la plaza de la Virgen y la plaza de la Reina. Se trata de un edificio consagrado en 1238. La catedral se encuentra construida sobre la mezquita mayor de la Marina musulmana.  La actual Catedral es el producto de múltiples estilos arquitectónicos que han definido este edificio a lo largo de los siglos. La Puerta de l'Almoina (de estilo románico), l’Obra Nova (renacentista italiano), la Capilla de San Jordi, la Puerta de los Apóstoles (gótico francés), la Puerta de los Hierros (barroco italiano), y el Micalet o Miguelete (de estilo gótico valenciano, con acceso, a través de las escaleras, a unas vistas impresionantes).  A destacar en el interior del la Catedral, el Cimborrio y los frescos renacentistas del ábside (Angeles músicos).

El Mercado Central,  es uno de los mercados más renombrados de Europa por superficie y estilo arquitectónico. En la actualidad, consta de casi 300 pequeños comercios en los que se encuentran gran variedad de productos frescos. Su horario es de lunes a sábado, de 7:00 a 15:00 horas. Recomendamos su visita con la posibilidad de comprar productos frescos, para posteriormente visitar uno de los restaurantes alrededor del mercado que ofrecen cocinar sus productos recién comprados por un módico precio.

La Lonja de la Seda, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue construida entre 1483 y 1498. Este edificio de estilo gótico debe su nombre a una época de prosperidad económica valenciana, debido al auge de la industria de la seda. Recomendamos su visita para apreciar uno de los edificios góticos civiles mas singulares del Mediterráneo.

La Seu es el barrio mas antiguo de Valencia y aborda en gran medida lo que antiguamente fueron los límites de la Valentia romana. Su nombre es debido a que es donde se encuentra la Catedral de Valencia (además de las sedes de las Cortes Valencianas y de la Generalidad Valencia).

En la Plaza de la Virgen se encuentra el acceso a muchos de los monumentos, como la Basílica de la Virgen de los Desamparados, la Catedral de Valencia, y el Palacio de la Generalitat Valenciana. La fuente en la plaza representa al río Turia y es aquí donde termina el recorrido de la Ofrenda de las flores en Fallas. Además, en la Puerta de los Apóstoles de la Catedral de Valencia, desde hace más de mil años, a las 12:00 se reúne todos los jueves el Tribunal de las Aguas, de origen islámico (la institución jurídica vigente mas antigua en Europa).

En la Plaza de la Almoina se encuentra el mayor yacimiento arqueológico de la ciudad. Las excavaciones comenzaron en el año 1985. Recomendamos la visita del Museo de la Almoina, donde podrán apreciar la evolución de la ciudad desde su creación (hace mas de 2000 años) hasta la actualidad. Podrán observar el paso de las distintas civilizaciones que han ido colonizando este espacio a través de su historia (Iberos, Romanos, Visigodos, Musulmanes, Cristianos).

La Xerea, otro de los barrios que forman la Ciutat Vella. Este espacio formaba parte de un arrabal, donde se encontraba la judería,  al exterior de la antigua muralla árabe el siglo XI. En esta zona se encuentra el Museo de Cerámica, el Museo del Patriarca y el Centro Cultural Bancaja. Mención especial, los edificios de la Calle de la Paz muestra arquitectónica del modernismo valenciano. En la calle Poeta Querol, atraen el interés de los viandantes, las tiendas de diseño.

El Pilar, otro barrio de la Ciutat Vella, también  conocido como Velluters.  se desarrollo, durante muchos siglos,  la industria de la seda. El Colegi de l’Art Major de la Seda, un museo visitable, es un edificio de estilo gótico del siglo XV, donde se explica la manufactura y el desarrollo de este tipo de industria. En este museo también podemos encontrar mosaicos y frescos de época.

San Franscesc, el barrio más grande de la Ciutat Vella, recibe su nombre del Convento de San Francesc. La actual plaza del Ayuntamiento de Valencia se encuentra donde se ubicaba el convento en el siglo XIII. En esta plaza tienen lugar las Mascletás de Fallas y es uno de los principales centros de desarrollo cultural de la ciudad.  El estilo arquitectónico de sus edificios son de especial interés.

Por último, el Barrio del Carmen,  donde se encuentra la ubicación de Apartments Downtown Valencia. Uno de los barrios mas antiguos de la ciudad, cuyo origen se remonta a época romana. El singular urbanismo de esta zona le confiere una de sus señas de identidad. Los abundantes palacios de época medieval, las murallas musulmanas del siglo XI, las singulares casas "del dimoni", asi como sus iglesias, hacen que los paseos por este barrio se conviertan en toda una experiencia historica.  

En este barrio cabe destacar, entre otras muchas calles que conservan el estilo y belleza característicos del casco antiguo medieval: la Calle Caballeros, antigua zona de palacetes donde residía la nobleza valenciana y la Calle Bolseria.  Además del Portal de Simat de la Valldigna (desde donde se accedía a la antigua morería )y la Plaza del Tossal, (donde se encuentran resquicios visitables de la muralla del siglo XI).

Esperamos que durante su visita disfruten descubriendo por sí mismos la singularidad y la belleza de la Ciutat Vella.